Se pronostica un bajo crecimiento para economías de América y el Caribe

Un reciente estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronostica bajos niveles de crecimiento económico para la región en 2023 y 2024, atribuyéndolo a un entorno económico global desfavorable y complejo. Se espera que el Producto Interno Bruto (PIB) regional crezca un 1.7% en 2023 y disminuya ligeramente a un 1.5% en 2024. El estudio atribuye este bajo crecimiento a la debilidad persistente en la economía y el comercio mundial, junto con políticas monetarias contractivas en países desarrollados que mantienen altas las tasas de interés internacionales.

(c)centroamericahoy.com

A pesar de una ligera disminución, la deuda pública sigue siendo alta en relación con el PIB en muchos países de la región, limitando la capacidad de inversión en áreas cruciales. Además, se anticipa una disminución en la creación de empleo y una creciente presión social. El Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs, advirtió que la situación podría empeorar debido al cambio climático si no se realizan inversiones adecuadas en adaptación y mitigación.

Para el 2023, todas las subregiones verán un menor crecimiento en comparación con 2022: América del Sur con un 1.2%, Centroamérica y México con un 3.0%, y el Caribe (excluyendo Guyana) con un 4.2%.

(con información de ANPanamá)