Obesidad infantil preocupa en el país

Según un estudio reciente de UNICEF y el Ministerio de Salud, aproximadamente el 31,7% de los niños y adolescentes en el país sufren de sobrepeso u obesidad, atribuido a la falta de consumo de frutas y verduras, junto con una alta ingesta de azúcares y grasas, además de la escasa actividad física.

Solo el 18% de los adolescentes se ejercita regularmente, existiendo un déficit de información sobre actividad física en los niños en edad escolar. La falta de hábitos alimenticios saludables, como omitir el desayuno, puede llevar a problemas metabólicos y aumentar el riesgo de enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes.

(c)stockphotos.com

Además de las implicaciones físicas, las repercusiones psicosociales del sobrepeso y la obesidad infantil, que incluyen problemas educativos, exclusión social, depresión y baja autoestima, con el riesgo de desarrollar comportamientos agresivos o defensivos, están latentes. El riesgo de trastornos alimenticios, ansiedad y dificultades para socializar en la etapa adulta son otras de las implicaciones.

La importancia de promover hábitos alimenticios saludables desde el hogar, como tener horarios regulares de comida y elegir meriendas nutritivas son clave. La Dra. Shirley Thüel, del Colegio de Profesionales en Nutrición, resalta que las meriendas pueden aportar hasta el 15% de las calorías diarias necesarias, sugiriendo opciones como frutas, yogur o semillas, según reseña La Republica.

La necesidad de abordar el problema del sobrepeso y la obesidad infantil mediante la promoción de hábitos alimenticios saludables desde la infancia, con el fin de prevenir enfermedades crónicas y mejorar el bienestar físico y emocional de los niños y adolescentes costarricenses es prioritario.

(con información de La Republica)