Escasez de mano de obra en Nicaragua

La alta migración de nicaragüenses ya se hace sentir en el país centroamericano, cuyos efectos son la falta de mano de obra tanto en el campo como en la ciudad. “…Se calcula que más de 570,012 personas abandonaron Nicaragua en los últimos cuatro años, de los cuales 328, 443 nicaragüenses emigraron este 2022 principalmente a Estados Unidos y Costa Rica…”, reseña el sitio 100% Noticias.

No solo emigran médicos, ingenieros, maestros y universitarios, sino también obreros del campo, mecánicos, albañiles y otros técnicos, dejando pueblos vacíos y sin gente joven que pueda impulsar el desarrollo y la economía.

(c)stockphotos.com

Según explica el economista Enrique Sáenz, con base a información recogida por la misma fuente, “si bien se marchan subempleados y desempleados, también se marchan personas que tenían empleo y dadas las características primarias de la economía nicaragüense, impacta la fuga de mano de obra calificada y también la mano de obra no calificada, principalmente en el campo”.

El propio economista enfatiza que en tan solo unos años el país enfrentará graves problemas, sin gente para trabajar y con un notorio cambio en la pirámide poblacional, con menos gente joven disponible en el país.

Las condiciones políticas inestables que transita el país son determinantes a la hora de migrar, sumado a la falta de oportunidades en algunos sectores.

(con información de 100% Noticias)