¿Es Costa Rica un gran caso de éxito?

Costa Rica se destaca como un ejemplo de éxito en desarrollo, clasificándose como un país de ingreso mediano alto y experimentando un crecimiento económico constante durante los últimos 25 años. Este crecimiento se debe a una estrategia enfocada en la apertura a la inversión extranjera y la liberalización del comercio. El país también es líder mundial en políticas y logros ambientales, incluyendo su innovador programa de pagos por servicios de los ecosistemas, que ha promovido la conservación de los bosques y la biodiversidad.

(c)noticiascostarica.cr

El país ha logrado estabilidad política y un crecimiento económico estable, resultando en uno de los índices de pobreza más bajos de América Latina y el Caribe. Sin embargo, enfrenta desafíos fiscales y sociales, exacerbados por la pandemia de COVID-19. La pandemia interrumpió los esfuerzos de consolidación fiscal de 2018, aumentando la deuda pública al 67% del PIB en 2020, y duplicando las tasas de desempleo.

A pesar de esto, Costa Rica mostró una recuperación económica en 2021 y 2022, con crecimientos del PIB de 7,8% y 4,3% respectivamente. La consolidación fiscal permitió una disminución de la deuda pública y una reducción de la tasa de pobreza al 14% en 2022. En la primera mitad de 2023, el país experimentó un crecimiento del 4,7%, impulsado por la demanda interna y externa, aunque enfrenta riesgos por condiciones financieras más restrictivas y menor crecimiento de socios comerciales.

Se espera que la tasa de pobreza disminuya aún más en 2023 y 2024, con la consolidación fiscal continuando y la deuda-PIB reduciéndose al 60% para 2025. Las reformas en gestión de la deuda y en el sistema tributario son clave para fortalecer la consolidación fiscal. Sin embargo, Costa Rica es vulnerable a conmociones externas y climáticas. El Gobierno se compromete a promover una sociedad inclusiva y a asegurar el bienestar de su población.

(con información del Banco Mundial)