Claves para dejar de fumar según Harvard

Los malos hábitos pueden manifestarse de diversas formas, desde los más evidentes como el exceso de tabaco o el hábito de morderse las uñas, hasta aquellos que implican rutinas perjudiciales como postergar tareas o no dormir lo suficiente. La Universidad de Harvard ofrece una clave importante para eliminar estos hábitos dañinos de nuestras vidas. Desde una perspectiva científica, estos comportamientos nocivos son placenteros debido a la liberación de dopamina en el cerebro cuando los llevamos a cabo, lo que dificulta dejarlos.

(c)stockphotos.com

La Facultad de Medicina de Harvard señala que el sistema límbico del cerebro desencadena respuestas de lucha, huida o inmovilización ante la amenaza de cambiar estos hábitos, y nuestra reacción instintiva es resistir y volver a los comportamientos anteriores, incluso si sabemos que no son buenos para nosotros. Sin embargo, enfrentar estos hábitos es esencial, pero la clave es no tratar de romper con ellos de manera abrupta.

Si te preguntas cómo dejar un mal hábito, el proceso comienza con la introspección, donde debes evaluar las razones detrás del deseo de cambio y luego elaborar un plan constante. Reflexionar sobre la importancia de romper con estos hábitos es fundamental, incluso cuando no sean tan evidentes como fumar o beber en exceso. El objetivo principal es llevar una vida más saludable.

Una vez comprendido el por qué, el siguiente paso es abordar los desencadenantes internos y externos que activan estos hábitos perjudiciales. Modificar comportamientos y patrones resulta ser la parte más desafiante. En lugar de adoptar una mentalidad de “todo o nada,” los expertos recomiendan dar pequeños pasos hacia los objetivos deseados.

Es crucial recordar que romper con los malos hábitos no sucederá de la noche a la mañana. Si te deslizas y caes en tus viejas costumbres de vez en cuando, no debes castigarte. La rigidez excesiva solo aumentará el estrés y la presión contraproducente. En su lugar, busca construir una nueva rutina más saludable que, con el tiempo, se volverá más fácil de mantener. El camino hacia el cambio es gradual y requiere paciencia y flexibilidad.

(con información de ambito)