CCSS evita fuga de especialistas

En un esfuerzo por fortalecer la prestación de servicios médicos y reducir los tiempos de espera en los hospitales, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunciaron una medida significativa para los médicos especialistas que trabajan bajo la modalidad de retribución social.

A partir de ahora, estos especialistas disfrutarán de una reducción en su jornada laboral, pasando a trabajar 22 horas semanales. Esta iniciativa busca garantizar la continuidad de estos profesionales en la institución, asegurando así una atención médica más eficiente y oportuna para los pacientes.

Este anuncio se suma a una serie de medidas recientes destinadas a fortalecer las especialidades médicas en el país. Esta misma semana, se informó sobre la apertura de 55 plazas para médicos especialistas que están por concluir su servicio social en el primer semestre del año, lo que contribuirá a cubrir la demanda de atención médica especializada.

(c)stockphotos.com

Además, en febrero pasado se anunció un fortalecimiento de los convenios entre la CCSS y las universidades públicas y privadas que ofrecen posgrados en áreas como medicina familiar y comunitaria, ginecología, obstetricia y pediatría. Esto permitirá a los médicos generales ampliar su formación en áreas de alta demanda, preparándolos mejor para enfrentar los desafíos del sistema de salud costarricense.

Es importante destacar que Costa Rica enfrenta el desafío de contar con más médicos generales que especialistas, según un estudio presentado a finales del año pasado. Se estima que el país necesita al menos 4 mil médicos especialistas adicionales para equilibrar esta situación.

En este contexto, el acuerdo entre la Caja y los residentes de programas de posgrado cobra especial relevancia. Este acuerdo ofrece facilidades para que los residentes desarrollen sus habilidades a través del trabajo práctico en los hospitales, comprometiéndose a laborar para la institución una vez graduados como especialistas, por un período equivalente al tiempo de estudio, hasta un máximo de tres años.

Con estas medidas, Costa Rica busca mejorar la calidad y accesibilidad de los servicios de salud, garantizando una atención más especializada y eficiente para toda la población.

(con información de La Republica)